Categoría: Fundamentos

«El marxismo se ha ganado la importancia histórica universal como ideología del proletariado revolucionario merced a que, lejos de desechar las más valiosas realizaciones de la época burguesa, por el contrario, asimiló y reelaboró todo lo que había de valioso en el desarrollo del pensamiento y la cultura humanos a lo largo de más de dos milenios». Lenin

4 posiciones básicas del marxismo sobre la Guerra y el Internacionalismo

4 posiciones básicas del marxismo sobre la guerra y el conflicto imperialista. Solo hay un «bloque» agredido -los trabajadores y el futuro de la Humanidad- solo hay un agresor: el capitalismo global imperialista. No nos interesa qué imperialismo es más culpable porque no pensamos «comprender» a ninguno, sino enfrentar a todos. Internacionalismo significa enfrentar como una única clase universal a todas y cada una de las burguesías en liza y sus aspiraciones imperialistas.

Sigue leyendo
 

Qué es el estado

El estado un aparato esencialmente conservador que nace para mantener la sociedad constreñida dentro de las relaciones imperantes en cada momento, evitando que colapse a consecuencia de la lucha de clases. La burguesía instrumentalizará de forma cada vez más directa al estado hasta la aparición del capitalismo de estado actual. Pero el resultado no es monolítico. Y el estado tiene que disciplinar con cada vez más frecuencia a sectores de la propia burguesía de estado.

Sigue leyendo
 

¿Por qué somos centralistas?

El marxismo apoyó históricamente el centralismo de la burguesía ascendente que luchaba por construir estados nacionales. Sin embargo su centralismo, a la hora de la Revolución fue confundido por muchos con un municipalismo. ¿Por qué la clase trabajadora y el marxismo son «centralistas»? ¿Quiere decir lo mismo el centralismo de una clase que la de otra? Una vez más, el futuro es el método.

Sigue leyendo
 

El comunismo es futuro... o no es

Momias, viejos carteles, estéticas y músicas. Los epígonos de la vieja contrarrevolución reducen una y otra vez el comunismo y su militancia a una nostalgia, un juego de rol de viejos desfiles y símbolos. Nada más ajeno ni distinto del ser comunista. La dialéctica materialista nos enseña que nada tiene opción de sobrevivir en el presente si no prefigura el futuro. Solo materializando el futuro, en contradicción abierta con un pasado capitalista que se proyecta más allá de su tiempo histórico a costa de descomponer a la sociedad entera, los trabajadores podemos hacernos presentes hoy.

Sigue leyendo
 

Pero ¿qué clases?

El desarrollo enfermizo del capitalismo a lo largo del último siglo ha transformado las formas de las clases sociales, pero no su existencia ni su papel. Los trabajadores, en todo el mundo, de todos tipos, de todas las ramas, bajo distintas formas de relación con el capital, seguimos siendo la gran mayoría social, aquellos que no tenemos privilegios ni cargas sobre otros que reivindicar, que solo podemos luchar por necesidades humanas genéricas.

Sigue leyendo
 
Sígueme en Feedly