Diario de Emancipación

¿Qué ha pasado en las instituciones europeas?

3 de julio, 2019 · Actualidad> Europa> Unión Europea

¿Qué significa el nuevo reparto de poder en los altos cargos de la UE?

1

La UE es un complejo aparato burocrático originalmente creado para asegurar la «unidad de mercado», es decir la homogeneización de regulaciones para asegurar la igualdad de concurrencia entre empresas y capitales. En el tiempo, sobre esta estructura funcional, han ido surgiendo instituciones que insinuaban estructuras de bloque, que respondían a necesidades de legitimación política o simplemente intentaban hacer de colchón en los continuos choques de intereses internos. ¿Cuáles son los cuatro grandes puestos que se repartieron ayer?

Sede central del BCE. Franckfurt

  1. Presidencia de la Comisión. La Comisión es la cabeza del aparato burocrático. es el único órgano con «iniciativa legislativa», es decir, el único que puede llevar nuevas directivas al Parlamento y el que le plantea el presupuesto. Es pues el origen de las normativas europeas, pero también quien evalúa el cumplimiento de los acuerdos y tratados por parte de los países y puede dar comienzo a procedimientos disciplinadores: castigando a Italia por «déficit excesivo» o a Polonia por restar poderes o independencia a sus jueces con una nueva legislación.
  2. La Comisión está formada por 28 comisarios, uno de ellos encargado de coordinar la política exterior común, verdadero terreno minado en estos días. Ahora el puesto lo ocupa Federica Mogherini, Madam PESC. En la nueva legislatura se encargará además de gestionar los fondos para Africa con los que pretenden frenar los flujos migratorios.
  3. El Consejo Europeo. Es el «senado» de presidentes y jefes de gobierno, el verdadero «gobierno político» de la Unión. Tiene un presidente, hasta ahora Donald Tusk, encargado de preparar las cumbres tanto de los presidentes como de los ministos de áreas específicas. Es clave por ejemplo, para definir la posición ante el Brexit o la guerra comercial.
  4. El Banco Central Europeo. Fija el tipo de interés y las políticas monetarias en la zona euro, la base del sistema mediante el cual Alemania -y algunos otros países como Holanda- extraen rentas de los países con menor capacidad exportadora.

Josep Borrell

2

La elección de los nombres que el «Consejo Europeo», es decir, los gobiernos de los países, hicieron ayer al Parlamento para su ratificación se ha dado en mitad de una batalla creciente entre Francia y Alemania que permite dar por saldado el famoso «eje franco-alemán»

3

¿Cuál es la esencia del acuerdo? La Alemania merkeliana que domina económicamente la UE y explota el sistema de moneda única… se queda con el máximo puesto político, mientras que Francia que ha llevado el liderazgo político intentando arrastrar a Alemania durante los dos últimos años se queda con el máximo puesto económico. No es de extrañar que no esté contenta ni la misma burguesía española, a pesar de haber colocado de Mr PESC a Borrell asegurándose el control de los fondos que garantizan la tranquilidad en la frontera con Marruecos. Lo que ha ocurrido es un puro y simple «intercambio de prisioneros» solo que los prisioneros no son tanto las segundas filas que ascienden como las instituciones que dirigirán.

Macron desfila por los Campos Eliseos.

4

En la práctica eso significa que Alemania renuncia a seguir presionando para conseguir una subida de tipos y Francia acepta que se mantenga la política actual frente al Brexit, da por perdida una reforma profunda de la eurozona y renuncia la perspectiva del ejército europeo. Eso sí, queda de articuladora del Sur, dejando que los leones alemanes salten a gusto sobre la díscola Italia y que España pivote alrededor de Berlín en temas iberoamericanos.

Nueva vieja Europa

La inminencia de un nuevo agravamiento de la crisis económica y la fase final de un Brexit en el que EEUU está cada vez más abiertamente involucrado, está sirviendo de acelerador a las batallas inter-imperialistas en la UE. LA UE que se dibuja tras esta negociación es más impotente políticamente, más inestable institucionalmente y necesariamente más incoherente entre sus políticas y sus hechos. Pero no cabe hacerse ninguna ilusión. Cuando se despliega sin pudor el «todos contra todos», esos «todos» -los estados- tienen claro a quién atacar primero para ganar ventajas relativas frente a los demás: a nosotros, a nuestras pensiones, sistemas de salud, contratos y salarios. Está formándose una nueva tormenta.

Resumen en tuits

Alemania que domina económicamente la UE y explota el sistema de moneda única se queda con el máximo puesto político, mientras que Francia que ha llevado el liderazgo político se queda con el máximo puesto económico
Lo que ha ocurrido es un puro y simple «intercambio de prisioneros» solo que los prisioneros no son tanto las segundas filas que ascienden como las instituciones que dirigirán.
Alemania renuncia a seguir presionando para conseguir una subida de tipos y Francia acepta que se mantenga la política actual frente al Brexit y se estanquen las propuestas de reforma de Macron
Cuando se despliega sin pudor el «todos contra todos», esos «todos» -los estados- tienen claro a quién atacar primero para ganar ventajas relativas frente a los demás: a nosotros
Sígueme en Feedly