No solo un blog, un llamamiento

El despertar de la combatividad de clase a nuestro alrededor y en el mundo, nos agrupó y nos puso en marcha. En la foto: movilizaciones por el salario mínimo de 15$/hora en EEUU.
Hace unos meses un comentario cambia el tono en una tertulia de amigos que se conocieron por el trabajo: «parece que se está ganando alguna huelga». Otro responde: «¿Viste las huelgas en EEUU por el salario de 15$? Eso es importante». Otro cuenta que ha comenzado a explorar grupos, visitar sindicatos de base y que la música le gusta pero la letra no le convence. Y por fin, tras años de hablar de todo y de nada, se comienza a hablar en serio.

De ese hablar en serio nació la idea de difundir los básicos del marxismo entre la gente joven que empezaba a unirse a las discusiones. Así que creamos «MarxQueNunca». Al poco tiempo nos dimos cuenta de que quien lo aprovechara y no fuera de nuestro círculo de relaciones, necesitaría discutir online y que las redes sociales no valían para eso, así que -con un poco de ayuda experta- abrimos el foro.

Acabando ya la publicación del «Curso básico de marxismo» y en pleno debate en las redes sobre el referendum de «autodeterminación», nos llamó la atención que no hubiera casi voces que levantaran una verdadera perspectiva internacionalista: el chovinismo de los pro se veía respondido casi en exclusiva por el chovinismo de los anti, un nacionalismo burdamente pintarrajeado de rojo por otro que no sentía pudor en citar a los grandes monstruos de la contra-revolución.

De resultas, los que a título individual levantaban la bandera de clase del internacionalismo intransigente, no tenían en qué apoyarse ni con quien discutir para acerar sus argumentos.

A ellos va dirigido este blog.

Queremos que sirva de llamamiento a los que se reconocen en los fundamentos del socialismo científico tal cual se definieron hace ahora 170 años. Queremos que sea una llamada para los que se sienten concernidos por aquella, su primera consigna: «la emancipación de la clase obrera debe ser obra de la clase obrera misma».

 
Sígueme en Feedly