Diario de Emancipación | English

La reducción de la atención primaria

26 de febrero, 2019 · Actualidad> Europa> España

«Marea blanca» en defensa de la sanidad pública española en noviembre de 2012.

Aunque el gobierno regional asegura que no extenderá la experiencia, en Madrid se ha aprobado un programa piloto de reducción de horas de asistencia en consulta de atención primaria. ¿El comienzo del desmantelamiento del sistema de salud de proximidad?

El impacto, según la Plataforma de Centros de Salud y difundido en medios sanitarios supondrá la reducción del 25% las plantillas de Atención Primaria. Según el último Barómetro Sanitario, sólo el 51% de la población de Madrid consigue cita en las primeras 48 horas tras la petición, y existen demoras de hasta diez días.

Sólo el 51% de la población de Madrid consigue cita en atención primaria en las primeras 48 horas tras la petición, y existen demoras de hasta diez días.

Manifestación contra el desmantelamiento del NHS británico.

Por supuesto todo esto va acompañado de un acelerón en la precariedad de los trabajadores a través de los turnos «deslizantes». Sobre todo en especialidades cada vez peor atendidas como la pediatría. El resultado inevitable es una reducción de la asistencia. Desde la propia Federación de Municipios y la ADSP de Madrid se advierte de que con esta medida

no solo se incrementarán las urgencias hospitalarias, ya saturadas, sino que se incentivará la búsqueda de alternativas asistenciales en la Medicina privada

El piloto madrileño no solo hará más difícil los horarios, reduciría en un 25% la asistencia

Fantasías maquinales y miedo a la proletarización

Por supuesto, el gobierno regional no ha tirado este globo sonda, más bien carga de profundidad, sin vestir. No faltaron invocaciones a «la conciliación de la vida laboral y familiar» de los médicos, reforzando la idea, repetida por el presidente madrileño de que el piloto era lo que «los profesionales pidieron»… especialmente los pediatras. Y aquí está la clave… como siempre, contada del revés. Pediatría es, en toda España, una de las especialidades peor atendidas y más precarizadas. ¿Por qué van los pediatras a apoyar el recorte de atención? ¿Por qué iban a hacerlo «los médicos» en general?

Y ahí basta ver a qué organizaciones médicas se refiere el Presidente: la vieja organización gremial, el Colegio de ḿédicos y dos sindicatos que representan las últimas concepciones corporativas. Incluso SATSE, por no hablar de CCOO y UGT han tenido que unirse a las protestas. ¿Por qué el corporativismo es partidario de la reducción de atención primaria? Porque disponer de horarios «especiales» lo ven como una resistencia a la proletarización inevitable del trabajo médico. Es más, ven como una salida la fantasía de la automatización del seguimiento al paciente que les venden desde el gobierno. La idea con la que fantasean es que si es una máquina, una inteligencia artificial, la que lleva el seguimiento de los pacientes, ellos retomarán o mantendrán el papel de «especialistas», de pequeña burguesía corporativa a cargo de un equipo y una buena cantidad de máquinas. ¿Hay que decir que es un delirio utópico?

Algunos médicos engañan su miedo a la proletarización fantaseando con la robotización del seguimiento del paciente. La utopía es mantener su status ahora como responsables de un pequeño taller muy capitalizado y automatizado.