¡Proletarios de todos los países, uníos, suprimid ejércitos, policías, producción de guerra, fronteras, trabajo asalariado!

Izquierda Comunista Española

24 de noviembre, 2018 ·

Izquierda Comunista Española

Corriente internacionalista fundadora del Partido Comunista Español en 1920 que formará parte de la Oposición de Izquierda Internacional y participará activamente en la revolución española hasta las jornadas de mayo. Enfrentada a la degeneración de la IVª Internacional, romperá con ésta en su IIº Congreso denunciando su traición al internacionalismo durante la segunda guerra imperialista. Única corriente internacionalista con actividad clandestina en España durante el franquismo, inspirará a las izquierdas comunistas de Argentina, Uruguay y Chile desde su fundación hasta 1942 y tendrá un desarrollo internacional propio hasta nuestros días.

Breve historia

Corriente que funda el «Partido Comunista Español» en 1920, forma en 1930 la sección española de la Oposición de Izquierdas Internacional y que se convierte en 1932 en Izquierda Comunista Española (ICE). La ICE se divide en 1935 en dos tendencias: la que prima seguir dentro de la Oposición Internacional y la que opta por unirse al grupo centrista catalán BOC para ganar masa crítica, formando el POUM. Desarticulados por la fusión y masacrados la gran mayoría de sus militantes en las primeras semanas de guerra y revolución, la corriente se reconstituye en los meses siguientes a partir de los grupos que siguen ligados a la Oposición de Izquierdas Internacional. Serán los únicos marxistas en España en tomar partido claramente por la revolución luchando a la vez en las milicias contra Franco y enfrentando junto a los trabajadores al estado republicano en las jornadas de mayo de 1937, el Thermidor español.

Al acabar la guerra, a pesar de que la mayoría de la corriente, agrupada en torno a la revista «Nuevo Curso», crea que no existen condiciones para que la proclamación de una Internacional genere algo positivo, se constituirán en el exilio como sección española de la IVª Internacional, encabezando la lucha contra su degeneración y enfrentando desde 1942 a las tendencias centristas que acaban llamando a la participación en la guerra imperialista. Al acabar la guerra fuerzan una decantanción en el IIº congreso de la Internacional quedando en minoría y rompiendo con ella.

Tras su salida se constituirán como «Grupo Obrero Internacionalista» en España y Francia. Serán el único grupo internacionalista en participar en las luchas de clase de los años cuarenta y cincuenta en España. Desarticulados por la policía política franquista en 1953, se reorganizarán en Francia como «Fomento Obrero Revolucionario», nombre bajo el que estará activo el principal núcleo de la corriente hasta 1993.

Inspiradora de las izquierdas comunistas en Argentina, Uruguay y Chile, su principal organización tras la posguerra, el FOR, tendrá secciones en Francia, EEUU y Grecia. En la actualidad se reivindican en continuidad con la corriente al menos dos organizaciones políticas –FOR-Continuité en Francia y Emancipación en España..

Lee también

Suscríbete a nuestra lista de correo

Sígueme en Feedly