Frente único

Definición

Frente UnicoTáctica afirmada en el IIIer Congreso de la Internacional Comunista que buscaba generar consignas capaces de movilizar a las masas encuadradas en los sindicatos y partidos políticos socialdemócratas -entregados a la defensa del estado y el orden capitalista- evitando criticar directamente el significado y posición de clase de estos partidos.

Origen

La táctica del «frente único» aparece en realidad al final del segundo congreso de la Internacional Comunista (agosto de 1920), aunque no se plantee y apruebe formalmente hasta el tercer congreso (julio de 1921). Se trata de una respuesta a las dificultades y la frustración que aparece tras la derrota de la revolución en Alemania y Hungría. Es el primer retroceso serio de la oleada revolucionaria. Los jóvenes partidos comunistas en Italia o España tan solo unos meses antes, tienen dificultades para crecer más allá de unos cuantos millares de miembros. La tentación oportunista es «ir a buscar a los trabajadores donde están». El planteamiento táctico será impecable por cuanto se plantea como tecnología de elaboración de consignas adecuada a las necesidades y nivel de la consciencia de clase en cada momento. Sin embargo, lo importante era lo que no se decía: los partidos socialdemócratas, que habían traicionado el internacionalismo durante la guerra mundial y se habían convertido en herramientas de encuadramiento del estado, dejaban de ser calificados como tales. Se cambiaba así la esperanza de una ganancia a corto por un debilitamiento de la idea de las fronteras de clase y de las propias secciones de la Internacional. Hasta aquí el oportunismo. Pero el efecto fue aun peor, no dejaba de ser un ejercicio de centrismo. Al «rehabilitar» de forma vengonzante, mediante silencios, a los partidos socialdemócratas se estaba abriendo el camino hacia un nuevo tipo de política: la supeditación de la política revolucionaria en países clave al apoyo a gobiernos «de izquierda» que prometieran no atacar al estado ruso. El frente único preparaba así, desde una aparente impecabilidad, el terreno para el «socialismo en un solo país» y los frentes populares que sellarán el triunfo de la contrarrevolución stalinista unos años más tarde.

Términos relacionados

 
Sígueme en Feedly