¡Proletarios de todos los países, uníos, suprimid ejércitos, policías, producción de guerra, fronteras, trabajo asalariado!

¿Bienvenido? Mr Xi

29 de noviembre, 2018 · Actualidad> España

Xi en Moncloa

Xi en el Palacio Real

Xi Jinping visita Madrid por primera vez, la policía retira a Winnie the Pooh, la reina se pone su mejor vestido de ochenta euros, lo más granado de la burguesía se va de cena al Palacio Real y celebra la promesa de un pedacito de mercado y la financiación extra para exportar, pero rechaza entrar en la «ruta de la seda» como le gustaría que hiciera a más de un nacionalista.

¿Qué se mueve bajo la visita de Xi a España y las cenas de gala? ¿España rechaza entrar de la mano del imperialismo chino en la «Ruta de la Seda»?

Xi en Moncloa

1

Pero la verdad es que la burguesía española no dice la verdad ni cuando deja de mentir. Si vamos al detalle de los acuerdos firmados, el principal arreglo financiero es un crédito al Puerto de Algeciras que es propiedad del estado chino. Es decir, un crédito de China… a China. ¿Cómo que España no es parte de «la Ruta de la Seda»? Las dos estructuras más importantes en el Mediterráneo del plan maestro del imperialismo chino son precisamente el Pireo y Algeciras. ¿Cómo que entrar en tal ruta es panacea de nada? Empezando por el Pireo, la primera condición que pone JP Morgan -que actúa en estas operaciones como mamporrero del estado chino- es la precarización total de los trabajadores. Llegan al punto de exigir el «derecho» de meter esquiroles en camiones contra las huelgas… «derecho» que la burguesía griega, como la española, están encantadas de otorgar en primer lugar a sí mismas.

El crédito más importante firmado es de China... a China. El puerto de Algeciras como el del Pireo son las estructuras principales para el capital chino en el Mediterráneo

Huelga de estibadores en Algeciras.

2

¿Os acordáis de los conflictos por la ley de la estiba? Detrás de las urgencias había un acuerdo entre el PP y JP Morgan para vender a China sin el «lastre» de trabajadores sin precarizar la infraestructura más estratégica del país. Y si la cosa pudo resultar desagradable para los nuevos amos, Rajoy les bajó un 10% la tasa de mercancías mientras a nosotros nos subía los bienes de primera necesidad a fuerza de más y más IVA.

El ataque a los estibadores y la bajada de la tasa de mercancías de Rajoy fueron parte del acuerdo con el que la burguesía española «allanaba en camino» al capital chino

Caricatura griega sobre el uso masivo de esquiroles por la empresa china que gobierna los puertos de Algeciras y el Pireo.

3

Eso sí, la burguesía española no quiere llamar la atención del patrón alemán como Portugal. En Portugal las inversiones chinas son ya el 60% de las extranjeras e incluyen, para desespero alemán y francés a EDP, la principal eléctrica del país que prepara su salto a toda Europa. Hay que guardar las formas.

La entrada del capital chino en el Pireo y Algeciras ha ido acompañada de una ofensiva conjunta del capital nacional y el chino contra los trabajadores, sus condiciones laborales y su capacidad de huelga

Los cohetes lanzados desde Azores podrían colocar microsatélites en órbita geoestacionaria en tiempo record como exige la proyección militar desde la segunda guerra del Golfo.

4

El capital chino y el acceso a nuevos mercados no sale gratis tampoco a la burguesía nacional. A día de hoy, las relaciones entre Portugal y China son cada vez más sospechosas para los aliados atlánticos al hacerse pública la aprobación por el gobierno de Costa de una base aeroespacial en Azores desde donde se lanzarían microsatélites. Los microsatélites se construirían en un laboratorio en Matosinhos (cerca de Porto) y Peniche (cerca de Lisboa) con participación, tecnología e inversores chinos. Las utilidades militares son tan obvias que supone por sí mismo un aumento de la tensión imperialista y convierte a Portugal en escenario bélico en caso de que la guerra comercial entre EEUU y China pasara a tener consecuencias militares.

El capital español quiere jugar con el imperialismo chino pero sin llegar al nivel de Portugal, convertido ya en problema para Alemania y Francia y escenario militar en caso de conflicto entre China y EEUU

¿Qué significa la llegada de Xi?

Puerto del Pireo. 51% de capital chino.

La ampliación del ámbito de alianzas de las burguesías meridionales europeas y su juego con China son un buen ejemplo de la situación global actual. Cada apertura de juego del capital nacional implica necesaria y simultáneamente un ataque directo a las condiciones de vida de los trabajadores y un incremento de las tensiones imperialistas, cada vez con más repercusiones militares. El horizonte no es otro que miseria y guerra.

Cada apertura de juego del capital nacional implica necesaria y simultáneamente un ataque directo a las condiciones de vida de los trabajadores y un incremento de las tensiones imperialistas, cada vez con más repercusiones militares

Suscríbete a nuestra lista de correo

Sígueme en Feedly